¿Delirium o Sindrome Confusional del Anciano?

Esta afección se presenta de forma frecuenta en el paciente anciano, siendo bastante importante desde el punto de vista económico y social para la familia, pues llegan a requerir cuidados especiales.

Definición

Es una alteración aguda, transitoria, del nivel de conciencia, la atención, memoria, orientación, pensamiento, lenguaje o percepción de su entorno. El paciente puede malinterpretar la realidad llegando incluso a presentar ilusiones o alucinaciones, lo que puede condicionar su comportamiento. Generalmente duras horas o días y puede fluctuar durante este período de tiempo. Es tratable y prevenible.

Estadísticas reportadas

Es mas frecuente en ancianos hospitalizados, sobre todo en paciente que han estado sometido a intervenciones quirúrgicas. Pero también puede ocurrir cuando salen de su entorno habitual del hogar o su rutina habitual. Muchas veces pasan desapercibidos o infradiagnosticados e incluso confundidos con graves afecciones, llevando a realizar pruebas innecesarias. Su incidencia está en torno al 10-15 % y puede llegar al 25 % en mayores de 75 años.

¿Como se explica?

Los mecanismos por los que ocurre no están bien descritos, pero se reconocen múltiples factores implicados. Durante el envejecimiento ocurren muchos cambios en el flujo sanguíneo y metabolismo cerebral, así como del número de neuronas; lo que provoca que el sujeto sea mas vulnerable a padecer este problema.

Causas

Este es el apartado mejor descrito pues innumerables factores motivan la aparición de este trastorno. En resumen, pueden provocarlo muchas enfermedades cerebrales y afecciones de otros órganos como cardiovasculares, respiratorias, infecciosas, endocrinas, digestivas, renales, hematológicas, agentes ambientales, intoxicaciones, abstinencia de sustancias, fármacos, etc. La lista es muy numerosa, pero en la práctica habitual son mas frecuentes la deshidratación, la infección urinaria, las neumonías, los fármacos, las cirugías y los cambios bruscos del entorno habitual del paciente mayor. Se ha descrito también la depresión y la inmovilización como factores predisponentes.

¿Como se llega al diagnóstico?

Debe considerarse una urgencia médica y el médico debe interrogar y hacer un examen físico detallado buscando las posibles causas o agentes desencadenantes y hacer las pruebas necesarias en cada caso. Es importante diferenciar el delirium del inicio de una demencia o una psicosis.

Pronóstico

Cuando ocurre en pacientes institucionalizados o en el ámbito hospitalario se asocia a un aumento de la mortalidad o complicaciones y elevan los costes de la atención médica. En general cuando ocurre fuera de este medio, aunque crea una gran ansiedad en los familiares y el personal que lo atiende, pues tiene una media de duración de una semana con un tratamiento adecuado. Muchas veces este estado provoca caídas o úlceras por presión en pacientes encamados o bajo sujeción.

¿Cómo prevenirlo?

Se han descrito medidas destinadas sobre diferentes factores de riesgo que pueden ser en realidad muy útiles.

Tratamiento

Lo primero que se debe hacer es intentar encontrar la causa y/o los agentes desencadenantes y tratarlos oportunamente. Consiste en medidas no farmacológicas como una adecuada nutrición e hidratación, suspender posibles fármacos que lo provoquen, evitar en lo posible la restricción física y evitar que el paciente se haga daño.

Intervención ambiental

Habitación iluminada. El paciente no debe estar aislado. Mantener un acompañante permanente.  No deberá estar en la misma habitación que un paciente delirante.  Ayuda para mantener la orientación como un reloj, calendario. Proporcionarle información sobre su estancia, motivo de ingreso, etc.  Proporcionarle las gafas o el audífono, si los usaba.  Intentar la movilización precoz del paciente. Adecuado ritmo sueño-vigilia.  Incorporar a los familiares en los cuidados del enfermo

El personal médico puede indicar medicación para controlar los síntomas en lo que se trata la causa del problema. Es muy frecuente utilizar el haloperidol ya sea inyectado o por vía oral, aunque se pueden usar otros fármacos, aunque en general no es necesario y el episodio desaparece en unos días con un correcto manejo.

Se insiste a los familiares en solicitar ayuda del personal sanitario calificado, estos episodios son motivo de gran preocupación y ansiedad familiar, sin embargo, son relativamente fácil de manejar a través de una intervención precoz por parte de su médico de cabecera.

Revisado por Dr Yaser Al Husseini Morales.

Siga informado

Consiga una cita en nuestro centro médico y benefíciese de un plan de salud acorde a sus necesidades.

Teléfonos Urgencias 24 Horas
672 458 806 - 
822 773 906

Cita Previa: 922 04 69 64

Zonas Domiciliarias

Isla de Tenerife:

Zonas Metropolitanas de Santa Cruz / Laguna

Taco, La Gallega, San Andrés, María Jiménez, Valleseco

Barranco Hondo, Añaza, Radazul, Caletillas, Candelaria


(c)2018 Central Médica Insular Canaria. Todos los Derechos Reservados. Realizado por el equipo de Civicos Networking

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’