¿Es todo malo en el Colesterol?

Pero un detalle importante a recordar es que nuestro cuerpo es capaz de producir el Colesterol que necesita para estas funciones, con lo cual vigilar su consumo extra es un detalle importante en nuestra dieta.

¿Qué otros nombres usa mi médico para referirse al Colesterol?


Un concepto importante:
La forma que tiene el colesterol de viajar por el organismo es unido a proteínas, formando una esfera que resulta hidrosoluble (se disuelve en la sangre que es un medio acuoso), estas se conocen como Lipoproteínas y vale aclarar que no solo ocurre con el colesterol.
Estas siglas vienen del inglés y están relacionados con el peso que presentan sus moléculas en el medio líquido con respecto a su volumen total, así como el Colesterol Total resulta de una fórmula matemática.
Pues bien, los nombres usados generalmente son los de:

  1. Colesterol Total
  2. LDL (lipoproteínas de baja densidad) Se conoce como “colesterol malo”, porque es capaz de combinarse con otros elementos y formar la placa o tapón en los vasos sanguíneos, que a largo plazo obstruye las arterias o puede desprenderse y ocasionar enfermedades agudas a distancia como son las trombosis cardiopulmonares, cerebrales etc. 
  3. VLDL (lipoproteínas de muy baja densidad) Son transportadoras, fundamentalmente de triglicéridos. 
  4. HDL (lipoproteínas de alta densidad) Se conoce como “Colesterol bueno”, ¿por qué? La respuesta está en su función de transportar de vuelta al hígado, el colesterol circulante y una vez allí el Hígado como órgano depurador, se encarga de eliminarlo. Si tenemos en cuenta lo anterior, estaremos de acuerdo que es muy conveniente aumentar los niveles de HDL. 
  5. Triglicéridos.

 colesterol1

 

¿Qué valores son considerados normales?

En la siguiente tabla se realzan los colores verde, amarillo y rojo correspondiendo a los valores Óptimo, Aceptable/Normal Alto y Alto/ Muy Alto respectivamente.

 colesterol2

 *Estos valores podrían ser mucho más bajos en personas con enfermedades previas o factores de riesgo.

¿Cómo bajar el colesterol?

Esta es la pregunta que nos hacemos a diario y la respuesta probablemente sea mas sencilla de lo que imaginamos.
Es importante que escojamos alimentos que nos resulten placenteros, de fácil cocción, baratos y con disponibilidad en mercados convencionales, así, con mayor probabilidad podremos cumplir la dieta de por vida o al menos por largos períodos de tiempo sin renunciar al placer de comer.
Hacer ejercicio físico siempre que no exista una contraindicación médica real, evitar las comidas copiosas en las últimas horas del día, el exceso de alcohol, tabaco, consumo de carbohidratos y azúcares refinados.

¿Cuáles son las grasas que puedo comer?

**Conoce la cantidad diaria recomendada de grasa total (CDR) y cuánta de ésta puede ser saturada. El adulto medio puede comer hasta 70 g de grasa al día, de las cuales pueden ser saturadas, un máximo de 20 g y el resto, 50 g, insaturada.
Grasas saturadas: la grasa “mala”
Se encuentra en cantidades relativamente altas en muchas carnes y lácteos, como la leche entera, el queso, la mantequilla y la nata. Muchos alimentos preparados tienen una gran cantidad de grasas saturadas: desde postres al horno, como tartas y galletas, hasta pizzas y empanadas. Aunque suene sorprendente, también pueden encontrarse en algunos productos vegetales: el aceite de coco y el aceite de palma.

Entre los alimentos ricos en colesterol podemos encontrar:
Casquería: Cualquier tipo de sesos, menudillos, hígados, etc. de origen animal, lideran la clasificación de alimentos ricos en colesterol. Por lo tanto, si tenemos un asterisco en el colesterol de nuestra analítica, este tipo de alimentos deben ser de consumo muy esporádico por no decir prácticamente prohibidos en nuestra alimentación.
Alimentos grasos de origen animal: Los lácteos enteros (sobre todo quesos curados y secos y productos tipo mantequilla o nata), patés y foie-gras, o procedentes del mar tipo calamar y algunos mariscos son alimentos a mantener a raya y de consumo muy ocasional.

Grasas insaturadas: la grasa “buena” A diferencia de las grasas saturadas (principalmente origen animal) suelen ser líquidas a temperatura ambiente. Se encuentra en cantidades elevadas en frutos secos, semillas, pescado azul y aceites vegetales, como el de girasol, de soja y de oliva, así como en margarinas con aceite vegetal. Las grasas Omega 3 y 6 son insaturadas.
• Monoinsaturadas. Las encontramos en el aceite de oliva virgen extra (AOVE) y en otros aceites vegetales o de semillas. Otra posible fuente son los frutos secos como nueces, almendras y aguacates.
• Polinsaturadas. En este grupo encontramos a los famosos omega3 y omega6. Se las denomina esenciales ya que nuestro cuerpo no es capaz de sintetizarlas y nuestro organismo necesita obtenerlas a través de la dieta. Son fuentes interesantes de este tipo de grasa alimentos como el pescado azul, los frutos secos y algunos aceites vegetales.

Reemplazar las grasas saturadas de tu dieta por grasas insaturadas puede ayudar a reducir tu colesterol LDL, uno de los factores de riesgo en el desarrollo de enfermedades coronarias del corazón. *

Algunos consejos y recomendaciones:

Fibra:
Sobre todo, del tipo soluble. La fibra soluble atrapa agua y es capaz de formar una solución viscosa en nuestros intestinos. Esta mezcla viscosa cubre las paredes del interior del intestino dificultando la absorción de las grasas (entre ellas el colesterol). Podemos encontrar la fibra soluble en verduras, frutas y sobre todo legumbres o cereales como la avena.
Cocina con cabeza.
Hay modos de cocinar carne, pescado o huevos que emplean menos grasas que freír: escalfar, hervir, asar, al vapor o a la parrilla. Prueba también a quitar la grasa de la carne y la piel de las pechugas de pollo.
Si tienes que freír
hazlo con aceites vegetales, como el de girasol o de oliva. Los aceites vegetales son una manera sencilla de aumentar tu ingesta de grasas insaturadas conforme preparas la comida. Esto los hace una buena alternativa ante cocinar con mantequilla o aceite de coco, los cuales son altos en grasas saturadas.
Los lácteos,
la leche, el queso, la mantequilla y la nata, suelen ser altos en grasas saturadas, pero se pueden sustituir fácilmente por alternativas bajas en grasa o más equilibradas entre grasas saturadas e insaturadas. Considera la opción de la leche desnatada en lugar de la entera, o mezclar margarina con aceite vegetal sobre tus patatas cocidas o verduras en lugar de mantequilla.
Lee las etiquetas nutricionales,
para saber cuántas grasas saturadas e insaturadas hay en los alimentos. La mayoría de alimentos preparados tienen una etiqueta donde se indica la cantidad de grasa por ración y la proporción de grasas saturadas de dicha cantidad. Si ya has ingerido el 70 % de lo permitido en una comida, tendrás poco margen para más grasas saturadas en otras comidas de ese día.
No pierdes peso,
Pero verás la mejora en los valores de tus analíticas, lo cual se traduce en beneficio para la salud.
Duerma,
las horas dedicadas al sueño actúan de manera significativa en el restablecimiento de funciones vitales que garantizan una vida saludable.

Conclusiones

Conocer sobre el Colesterol, ayuda a combatirlo.
Recuerde que las dietas no son solo para reducir peso corporal, también favorecen la calidad de vida y reducen las probabilidades de padecer enfermedades futuras.
El ejercicio físico es un aliado poderoso, que, unido a la supresión de factores adversos, garantiza un adecuado funcionamiento de su cuerpo.
Motivar a nuestros niños en el consumo de alimentos saludables, es vital para su crecimiento, desarrollo y salud posterior.

No se justifique más, actúe.

Pida cita a nuestros profesionales y con gusto le ayudaremos.
Cita previa 922046964. Urgencias 24 hrs 822773906/672458806

Siga informado

Consiga una cita en nuestro centro médico y benefíciese de un plan de salud acorde a sus necesidades.

Teléfonos Urgencias 24 Horas
672 458 806 - 
822 773 906

Cita Previa: 922 04 69 64

Zonas Domiciliarias

Isla de Tenerife:

Zonas Metropolitanas de Santa Cruz / Laguna

Taco, La Gallega, San Andrés, María Jiménez, Valleseco

Barranco Hondo, Añaza, Radazul, Caletillas, Candelaria


(c)2018 Central Médica Insular Canaria. Todos los Derechos Reservados. Realizado por el equipo de Civicos Networking

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’